El Libro de Los Salmos

Salmo 75

75:1 Gracias te damos, oh Dios, gracias te damos,
       Pues cercano está tu nombre;
       Los hombres cuentan tus maravillas.
75:2 Al tiempo que señalaré
       Yo juzgaré rectamente.
75:3 Se arruinaban la tierra y sus moradores;
       Yo sostengo sus columnas. Selah
75:4 Dije a los insensatos: No os infatuéis;
       Y a los impíos: No os enorgullezcáis;
75:5 No hagáis alarde de vuestro poder;
       No habléis con cerviz erguida.
75:6 Porque ni de oriente ni de occidente,
       Ni del desierto viene el enaltecimiento.
75:7 Mas Dios es el juez;
       A éste humilla, y a aquél enaltece.
75:8 Porque el cáliz está en la mano de Jehová, y el vino está fermentado,
       Lleno de mistura; y él derrama del mismo;
       Hasta el fondo lo apurarán, y lo beberán todos los impíos de la tierra.
75:9 Pero yo siempre anunciaré
       Y cantaré alabanzas al Dios de Jacob.
75:10 Quebrantaré todo el poderío de los pecadores,
        Pero el poder del justo será exaltado.