Misión

 

Queremos ser la Iglesia de Cristo

Cristo estando con sus discípulos les dijo: "Id y haced discípulos". Hacemos nuestro este mandato y, a la vez, es nuestro énfasis.

Queremos vivir misiones todo el año, es decir, deseamos orar, ofrendar, sentir la necesidad del otro y evangelizar comenzando desde nuestro hogar hasta lo último de la tierra.

Queremos ser una iglesia en donde todos vivamos en el perdón y la comunión ya que somos una familia en la cual todos pueden encontrar amor, comprensión, consuelo y esperanza.

Queremos vivir en una íntima comunión con Cristo y el Espíritu Santo, rindiendo a Él todo honor y gloria.

Queremos que cada cristiano sirva al Señor con el don recibido, de acuerdo a su palabra, ministrándolo al cuerpo de Cristo.

En esta iglesia el Pastor es el Espíritu Santo, él nos guía, él nos enseña, él nos lleva a los pies de Cristo, él nos muestra nuestros pecados para llevarnos al arrepentimiento con el fin de ser o andar como es digno del Señor.

Te animamos a unirte a este grupo de personas iguales a ti, con los mismos problemas, virtudes y defectos pero que anda tras los pasos de Jesús llamado el Cristo. Somos Su Iglesia.

Organización de Nuestra Iglesia

Somos una Iglesia Congregacionalista, de gobierno autónomo de la Unión de Iglesia Bautistas de Chile (UBACH).

Esto significa que la Iglesia llama a su Pastor, en oración y ayuno, y pedimos la dirección al Señor para elegir a quien nos guiará como pastor.

La iglesia decide en Asamblea, guiada por el pastor, la toma de acuerdos importantes, los acuerdos importantes se llevan a votación buscando previamente la voluntad del Señor en oración.

Acuerdos importantes son como por ejemplo: Elección de pastor, directorio, ministerios, programación anual, adquisiciones de valor elevado, construcciones, etc.

La Iglesia llama un Equipo Ministerial, que se compone de: Secretaria (o), Tesorera (o), Encargados de Ministerios.

Los ministerios son: Ministerio Juvenil, M. Mujeres, M. Proclamación, M. Enseñanza, M. Servicio, M. Comunión, M. Adoración.

Estos ministerios están abiertos a recibir a aquellos que quieren servir de acuerdo a su don. Algo muy importante es que para liderar algún ministerio de la iglesia debe ser comprometido con el Señor, con todo lo que ello significa.

"La mies es mucha, los obreros pocos. Rogad pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies". Mateo 9:37-38

Únete al grupo de los que trabajan por Cristo...